martes, 22 de marzo de 2016

COMUNICADO ANTE APROBACIÓN ACUERDO UE-TURQUÍA NO AL ACUERDO UNIÓN EUROPEA-TURQUÍA EN 4 PUNTOS


Cáritas, CONFER, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz expresan su rechazo absoluto al acuerdo aprobado entre la Unión Europea y Turquía sobre personas refugiadas.

Martes, 22 de marzo 2016.- Las entidades de acción social de la iglesia en España- Cáritas, CONFER, Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz- rechazamos el acuerdo suscrito el pasado 18 de marzo entre la Unión Europea y Turquía sobre personas refugiadas. Dicho acuerdo evidencia el fracaso de la Unión Europea en la adopción de una política común de asilo y en brindar protección a las personas refugiadas, otorgando prioridad al control de fronteras. Europa está negando abiertamente la hospitalidad a quienes abandonan involuntariamente sus hogares huyendo de la guerra, la persecución y el hambre. El Acuerdo suscrito es un cambio cosmético, no sustancial respecto al pre- Acuerdo, lo calificamos de deshumanizante y discriminatorio y dudamos que sus medidas puedan aplicarse. 

Por todo ello denunciamos que:

  • El Acuerdo  presenta cambios más cosméticos que sustantivos respecto al Pre-Acuerdo que sancionaba las expulsiones colectivas. Si bien el Acuerdo prohíbe expresamente las expulsiones colectivas e insiste en que las solicitudes de asilo se resolverán individualmente, la celeridad de los plazos previstos, la falta de mención del derecho a recurso del solicitante de asilo y, sobre todo, la consideración de Turquía como "Estado seguro"- y, en consecuencia, la devolución a dicho país de las personas refugiadas- plantea enormes contradicciones.  No puede decirse que, hoy por hoy, Turquía sea un país seguro dado que no ha suscrito el Protocolo de la Convención de Ginebra, solo otorga el estatuto de refugiado a ciudadanos europeos y no brinda la protección y los derechos (de educación, salud, protección, trabajo, etc.) que ésta lleva aparejada.  Si bien es cierto que Turquía acoge actualmente a casi 2.800.000 personas refugiadas, sus condiciones son extremadamente precarias.  Otro punto fundamental es que, actualmente,  Turquía no garantiza  la no devolución al país de origen donde la vida de la personas puede correr peligro. Finalmente, lo más probable es que, aunque se diga que se atenderá a las solicitudes de manera individual,  la gran mayoría de las personas que a partir de hoy entren en Grecia desde Turquía serán devueltas a dicho país.  Si no "colectivas", se prevé que las expulsiones sean rápidas y sistemáticas. En la práctica, las islas griegas se convertirán en campos de internamiento llenos de personas, que huyen de la persecución y de la guerra, y que serán devueltas forzosamente a  Turquía, donde no quieren retornar y que actualmente no reúne los estándares de protección adecuados. Solicitamos que se pongan todos los medios para que las solicitudes de asilo que se presenten puedan ser tramitadas con todas las garantías y con pleno respeto a los derechos humanos, tal y como se establece en la directiva sobre procedimiento de asilo.

jueves, 17 de marzo de 2016

33.218 PERSONAS PIDEN PROTECCIÓN Y ACOGIDA EN EUROPA ¡YA!

Cáritas, CONFER, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz
han entregado hoy al Ministro de Asuntos Exteriores los apoyos
recabados a través de la campaña «Tenemos 72 horas para actuar»

Estas entidades muestran su satisfacción porque la movilización ciudadana
haya impulsado el acuerdo alcanzado ayer en el pleno del Congreso
sobre la posición de España frente al acuerdo de la UE con Turquía

Representantes de Cáritas, CONFER, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz han entregado esta mañana en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación las 33.218 firmas de apoyo registradas dentro de la campaña viral que, bajo el lema “Tenemos 72 horas para actuar”, se puso en marcha el pasado lunes por la tarde para pedir al Gobierno español protección y acogida en Europa a los migrantes y refugiados, y manifestar su rechazo al principio de acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que se debate entre hoy y mañana en la reunión del Consejo Europeo.

El éxito de esta campaña, que se suma a iniciativas similares lideradas esta misma semana por otras entidades, demuestra la solidaridad de la sociedad española ante el drama de las personas migrantes y refugiadas, y la indignación ciudadana con la respuesta europea.

Por ese motivo, las entidades de Iglesia manifiestan su satisfacción porque esta movilización popular haya impulsado el acuerdo alcanzado ayer en el pleno del Congreso entre el Gobierno y los grupos parlamentarios sobre la posición que habrá de mantener España en el Consejo Europeo que comienza hoy. Es un hecho muy positivo que todas las fuerzas políticas hayan sido sensibles al clamoroso rechazo al principio de acuerdo manifestado por la ciudadanía y numerosas instituciones.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Un corazón que escuche

En la sociedad en que vivimos son muchos los que se sienten olvidados, apartados, abandonados a su suerte. 

Ante esta realidad, la Comunidad Cristiana siempre ha estado llamada a crear espacios humanizadores e integradores. El grupo de CÁRITAS, como representante de la Comunidad, tiene la tarea de devolver a la persona la vivencia de que para alguien todavía cuenta, de que lo que le ocurra en su vida importa a otros, de que no está sólo en su dolor, hay alguien que va a estar ahí para acompañarle y ayudarle a salir del pozo en que se encuentra.

El término ACOGIDA es, sin lugar a duda, el más querido, el más trabajado y el catalizador de todas las acciones de Caritas. Es una palabra cálida e inclusiva. Es la puerta de entrada, es el diálogo inicial que se caracteriza por la escucha paciente, por el equilibrio entre firmeza y ternura, por el silencio respetuoso que permite a la persona expresar el torrente de realidades y sentimientos que difícilmente se pueden verbalizar y que permite escuchar el mensaje más allá de las palabras.

Es diálogo de igualdad que se implica en la restauración de la persona necesitada, apoyando o instrumentalizando medios y personas para afrontar y superar la necesidad del otro. Un camino que se inicia y que el protagonista siempre es el necesitado que, ayudado, debe ir marcando el proceso para solucionar el problema.

La acogida no debe ser un “buzón de casos” donde se reciben necesidades y se trata de dar soluciones desde los recursos que tiene la comunidad cristiana.

La acogida es la puerta abierta, la luz encendida y la mesa puesta para aquellas personas, que, por múltiples circunstancias, la vida les ha puesto en una situación comprometida.

Desde el encargo del Señor de acoger a los hermanos, abrimos el corazón, sin juzgar al otro, apoyando su fragilidad, respetando su ritmo y su fuerza y ponemos nuestras personas y nuestros medios en favor de aquellos a los que la vida les trata mal.

Una acogida cálida y fraterna es el principio, es la puerta, que permite la posibilidad de mejorar a las personas y solucionar situaciones dolorosas.

jueves, 10 de marzo de 2016

No mirar para otro lado ante la moderna esclavitud de la prostitución

Cáritas apela “a los gobernantes y a las autoridades públicas a no que no hagan oídos sordos ni miren para otro lado ante la vergüenza de esta moderna esclavitud que es la prostitución y que está a la vista de todos”, una lacra que reclama de todos que “abramos los ojos a su realidad y escuchemos su clamor”.

Esta ha sido una de las demandas expresadas esta mañana en la sede de Cáritas Española en Madrid durante la presentación del documento «La prostitución desde la experiencia y la mirada de Cáritas», en el que se analiza la realidad de este grave fenómeno social a partir de las experiencias de vida de las mujeres acompañadas por los distintos proyectos de Cáritas en todo el Estado, y que están en la calle, en los clubs, en los centros de día y las casas de acogida, inmersas en la realidad, recogiendo sus propias palabras y testimonios.

El informe ha sido presentado por Paco Cristóbal, director del Área de Desarrollo Social de Cáritas; Hilde Daems, responsable del Programa de Mujer, Prostitución y Trata de Cáritas; Mª Luz Vicent, del Proyecto “Jerejere”, de Cáritas Valencia; y Lourdes Pazo, del Proyecto “Vagalume”, de Cáritas Santiago de Compostela.

A lo largo de casi ochenta páginas, el documento analiza cuál es la realidad actual de la prostitución -un ámbito de la exclusión social en la que Cáritas viene trabajando desde principios de los 80-, cuáles son los criterios de intervención en este terreno a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia y cuál es la propia visión de Cáritas sobre este fenómeno.

La publicación se cierra con un amplio capítulo de propuestas que permitan transformar la realidad social que sustenta la persistencia de este problema.

Mujer joven, de origen extranjero y bajo nivel educativo

A partir del análisis de los datos de atención de los últimos años (2011-2014), el informe extrae una imagen global de la realidad de la prostitución atendida desde Cáritas en ese período.

En primer lugar se puede afirmar con claridad que es una realidad que se viste de mujer: más del 90% de las personas acompañadas por todos los proyectos que se dirigen a este ámbito son mujeres.  

martes, 8 de marzo de 2016

Las entidades de acción social de la Iglesia en España rechazan el acuerdo suscrito entre la UE y Turquía para devolver a todos los refugiados


Las entidades de acción social de la Iglesia que trabajan con refugiados y migrantes —Cáritas, CONFER, el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz— expresan su consternación y su más absoluto rechazo ante el acuerdo alcanzado ayer en Bruselas entre la Unión Europea y Turquía que permitirá devolver a territorio turco a todos los refugiados que en los últimos meses han llegado a Europa desde las costas del Egeo. 

Estas entidades quieren denunciar un acuerdo inédito, que supone un giro radical en la política migratoria y un serio retroceso en materia de derechos humanos. De hecho, la Unión Europea ha decidido comprar, con el desembolso de una partida extraordinaria de 3.000 millones de euros adicionales al Gobierno de Ankara y otras contrapartidas, la contención de los refugiados fuera de las fronteras comunitarias y permitir la devolución —incluso colectiva— a Turquía de todas las personas refugiadas que llegan a la Unión.

Con ello, la imagen de una Europa de los mercaderes vuelve a emerger como escandaloso colofón a la larga serie de acciones caóticas, confusas y represivas que en los últimos meses vienen adoptándose contra los refugiados en la Frontera Este.  

El acuerdo adoptado con Turquía viola los convenios internacionales y europeos ratificados por los Estados miembros que prohíben expresamente la devolución de personas que son objeto de persecución o víctimas de guerra. Es, por tanto, inaplicable. Además, supondrá un incremento mayor si cabe del inmenso saldo de sufrimiento, dolor y muerte por parte de quienes siguen arriesgando cada día sus vidas mientras buscan bienestar, seguridad y protección a las puertas de Europa.

Pedimos a los Estados miembros que defiendan la Convención de Ginebra y se atengan a los valores proclamados en sus constituciones. Instamos una vez más a la UE a que ofrezca canales legales y seguros para acceder a nuestro territorio, garantizando la protección de los derechos humanos y la dignidad de estas personas que huyen del terror y la desesperación. 

Invitamos a la comunidad cristiana y a toda la sociedad a expresar su rechazo inequívoco a este acuerdo, que condena a todos esos seres humanos —mujeres y niños en su mayoría— a ver cercenados sus anhelos de libertad.

Como el Papa Francisco señaló en su discurso ante el Parlamento Europeo, “Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración (…) si es capaz de adoptar políticas correctas, valientes y concretas que ayuden a los países de origen en su desarrollo sociopolítico y a la superación de sus conflictos internos —causa principal de este fenómeno–, en lugar de políticas de interés, que aumentan y alimentan estos conflictos. Es necesario actuar sobre las causas y no solamente sobre los efectos”.